Lo último de la tecnología aplicada al Real Estate

La ley impulsada por el senador Julio Cobos fue aprobada por la Cámara de Diputados. Al sistema de créditos UVI impulsado por el gobierno, se suma esta nueva iniciativa del ahorro según los costos de construcción.

La nueva “Ley Cobos”: 128 votos a favor y 38 en contra. A partir de su promulgación, coexistirán dos variaciones del sistema UVI en el mercado:

– La primera, impulsada en abril por Federico Sturzenegger, fue la creación de una “moneda indexada”  para el acceso a créditos hipotecarios, es decir, que mantenga el valor real y elimine el efecto de la inflación a largo plazo.

–  La segunda variante de las UVI, es un proyecto similar pero destinado al ahorro y a la inversión en viviendas.

Las Unidades de Vivienda (UVI) representan metros cuadrados, y su valor se actualizará según los costos de construcción, a diferencia del sistema del gobierno que se ajusta según la inflación, por el índice CER.

Cobos sostuvo que el ajuste inflacionario de las cuotas puede ser un peligro para los asalariados, y que su proyecto está pensando para facilitar al acceso con cuotas más bajas.

El valor de una UVI está estimado: $14, y la ley determina que 1000 UVI representan el valor de un metro cuadrado de vivienda.

Además, contempla cuatro herramientas diferentes para el ahorro:

–      Cuentas de ahorro

–      Depósitos a plazo fijo

–      Préstamos hipotecarios

–      Títulos.

En las CAJAS DE AHORRO, cualquier persona podrá comprar en su banco la cantidad de UVI que desee, al valor del día. Luego se crea la cuenta, que será gratuita, y se depositarán en ella la cantidad adquirida.

Luego de un plazo de 180 días en la cuenta, el titular podrá decidir si mantener el depósito o si lo canjea por pesos. Es decir, si en 6 meses los costos de construcción aumentaron, el valor de las UVI también, representando una ganancia para el comprador.

Otra alternativa de inversión es el depósito en PLAZO FIJO.

El usuario deposita sus UVI con un mínimo de permanencia de 180 días y comienza a recibir una ganancia por la tasa de interés, pero además podría sumarse la suba del valor de la unidad según el período.

Por último, otro aspecto positivo es que en la mayoría de los casos de inversión NO habrá que pagar impuestos, como lo especifica el artículo 7 de la ley aprobada.

A partir de este contexto de “competencia” de monedas indexadas UVI, habrá que analizar la reacción del gobierno y de los bancos con respecto al nuevo sistema.

4 0

Dejanos tu comentario

Tu e-mail no será publicado

  
Loading...